“Costa Rica merece que la puerta al diálogo se abra de una vez por todas; que inicien las conversaciones entre autoridades de Gobierno y representantes del Encuentro Multisectorial y, que exista la voluntad entre las partes para propiciar acuerdos dentro del marco de la legalidad” dijo este miércoles la Defensora de los Habitantes, Catalina Crespo.

La Defensora lanzó una dura crítica a la incapacidad de concretar acuerdos por parte de los dirigentes tanto de gobierno como de los gremios: “es necesario buscar acuerdos entre las partes en conflicto por el bienestar del país, la tranquilidad y la paz social, es necesario poner un alto a las excusas, a las acciones dilatorias, al condicionamiento y a las medidas de presión, para dar paso a un proceso de diálogo transparente”.

Para Crespo Sancho “ya es hora de que las partes asuman la responsabilidad de sentarse a una mesa de diálogo para resolver las diferencias, donde también se evidencie un verdadero interés en lograrlo.”

Recordó que han transcurrido más de 37 días donde las muestras de apertura al diálogo se manifestaron una y otra vez, por distintos medios “sin concretarse finalmente y ya es necesario dar el salto para dialogar y obtener resultados concretos”, dijo.

“No deberían existir más interrupciones al proceso de diálogo, sentenció, deben respetarse los acuerdos y realizar un abordaje serio y consensuado de la problemática en el país”.

La Defensora reaccionó ante el recrudecimiento de las medidas de fuerza en el sector Salud, en contra de la aplicación de medidas fiscales que afectarían severamente al sistema de salud pública del país, de acuerdo a lo que han señalado los gremios.

Por lo cual, Crespo Sancho, hizo un llamado de atención a los dirigentes tanto del gobierno como del sector sindical a quienes les señaló que “el diálogo no se condiciona, ni está reservado a un sector; requiere de agendas de trabajo serias, propositivas y razonables; sin partes ganadoras ni perdedoras, porque nuestro único horizonte es Costa Rica”, expresó la Defensora de los Habitantes.