“Desde que el doctor se postuló hablé con él y le dije muy claramente que yo no iba a participar en la campaña”, dijo el ex mandatario (1990-94), quien recordó que en estos momentos tiene planteada una demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos contra el Estado costarricense.

Dicha demanda con la cual  busca reivindicar su nombre tras una condena por peculado, según explicó, lo obliga a mantenerse al margen de la actividad política interna.

El ex presidente Miguel Angel Rodríguez (1998-2002), a quien Hernández también le pidió apartarse, negó que tenga participación en la campaña electoral.

Por otra parte, los miembros del Comité Ejecutivo del PUSC analizaban las exigencias del candidato, quien el jueves pasado renunció a la candidatura y el sábado volvió con una serie de exigencias, entre ellas la separación de los dos ex presidente y del Comité Ejecutivo en pleno.

El presidente de la agrupación, Gerardo Vargas, dijo este lunes que se estudiaba la petición, pero adelantó que la dirigencia del PUSC no acepta esta demanda que consideran injustificada.

“En todo momento hemos apoyado la candidatura del doctor”, afirmó el dirigente, quien consideró que aceptar dicha exigencia implicaría aceptar las acusaciones de Hernández, que según dijo son completamente falsas.

Vargas aseguró que este mismo lunes el Comité Ejecutivo anunciaría una decisión al respecto.Demandas de Hernández son absurdas, dice R.A. Calderón

El ex presidente Rafael Angel Calderón afirmó que la demanda del candidato presidencial del PUSC, Rodolfo Hernández, de que se separe de su campaña, “es un total absurdo” porque en ningún momento ha iterervenido en ella.

“Desde que el doctor se postuló hablé con él y le dije muy claramente que yo no iba a participar en la campaña”, dijo el ex mandatario (1990-94), quien recordó que en estos momentos tiene planteada una demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos contra el Estado costarricense.

Dicha demanda con la cual  busca reivindicar su nombre tras una condena por peculado, según explicó, lo obliga a mantenerse al margen de la actividad política interna.

El ex presidente Miguel Angel Rodríguez (1998-2002), a quien Hernández también le pidió apartarse, negó que tenga participación en la campaña electoral.

Por otra parte, los miembros del Comité Ejecutivo del PUSC analizaban las exigencias del candidato, quien el jueves pasado renunció a la candidatura y el sábado volvió con una serie de exigencias, entre ellas la separación de los dos ex presidente y del Comité Ejecutivo en pleno.

El presidente de la agrupación, Gerardo Vargas, dijo este lunes que se estudiaba la petición, pero adelantó que la dirigencia del PUSC no acepta esta demanda que consideran injustificada.

“En todo momento hemos apoyado la candidatura del doctor”, afirmó el dirigente, quien consideró que aceptar dicha exigencia implicaría aceptar las acusaciones de Hernández, que según dijo son completamente falsas.

Vargas aseguró que este mismo lunes el Comité Ejecutivo anunciaría una decisión al respecto.