“Queremos enfatizar que han sido muchos los desaciertos que ha cometido la Junta Directiva de la Caja y las Gerencias, en las inversiones que realizan con el Fondo de Pensiones, recursos que le pertenecen a todos los asegurados del país”, señaló el secretario general de la agrupación, Luis  Chavarría.

El dirigente sindical recordó que en varios momentos se anunciado severas crisis del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte de la Caja, las que han sido momentáneamente superadas mediante reformas adoptadas por decisión unilateral de los jerarcas.

“Con la intervención política de los gobiernos de turno, en años pasados, se ha variado, de manera preocupante, la edad de retiro, el cálculo de la pensión y el porcentaje de cotización, siempre en contra de los cotizantes. Ahora se anuncia otra reforma que pretende aumentar la cotización al doble, elevar la edad de retiro a los 68 años y eliminar la pensión adelantada”, comentó Chavarría.

Lo anterior se agrava, aseguró, porque no ha existido una actitud de rendición de cuentas ni  voluntad de sancionar a los responsables de esas crisis por parte de muchos gobiernos, juntas directivas, presidencias y gerencias.

Como ejemplo de lo que calificó como abandono, Chavarría recordó que hace 12 se puso en vigencia la Ley de Protección al Trabajador, la cual establece que se debe trasladar un porcentaje de las utilidades de las empresas públicas del Estado al régimen de pensiones de la Caja.

A la fecha, el acumulado por ese concepto asciende a la suma de 500.000 millones de colones, pero ni la jerarquía de la institución ni el gobierno han realizado ningún esfuerzo por hacer cumplir esta disposición legal.

“Consideramos que del fondo de pensiones no debe utilizarse un solo cinco, sino está clara la seguridad de las pensiones de los costarricenses primero”, concluyó Chavarría.