Los indígenas reclaman acciones del Gobierno para evitar la violencia en su contra.

Desde el pasado viernes, las comunidades indígenas de China Kichá, en Pérez Zeledón, denunciaron que se encuentran rodeados por decenas de hombres armados, contratados por los finqueros, que han hecho quemas y los amenazan con asesinarlos. Ver: https://www.informa-tico.com/7-03-2020/aqui-no-nos-vamos-matemos-otro-indio-esta-fuera-control-violencia-indigenas

Los hechos provocaron la reacción de la Defensoría de los Habitantes, que demandó al gobierno acciones para detener los ataques.

El gobierno envió el sábado a los viceministros de la Presidencia y de Seguridad Pública para gestionar el diálogo y reforzó la presencia policial en la zona con personal trasladado de otras regiones.

Los viceministros de la Presidencia, Randall Otárola, y de Seguridad Pública, Eduardo Solano, “desarrollaron espacios de diálogo en sitio con las partes involucradas en las recuperaciones de hecho. Como resultado, ambas partes expresaron su deseo de mantener un clima de paz y abstenerse de manifestaciones violentas previo a un nuevo espacio de diálogo posterior al 18 de marzo”, aseguró el gobierno en un comunicado.

“Mientras tanto el Poder Ejecutivo presentará la ruta específica de transición de tierras en el territorio, esto en el marco del Plan de Recuperación de Tierras (Plan RTI) del Instituto Nacional de Desarrollo Rural (Inder)”, agrega el informe.

“Hoy logramos acordar que el Plan RTI tiene la capacidad de cumplir un compromiso histórico en la devolución de tierras. No dudamos que las partes honrarán su palabra, mientras tanto el Gobierno trabajará para recuperar propiedades y de esta manera evitar recuperaciones de hecho y con éstas más violencia”, declaró Otárola.

Además, el viceministro de Seguridad dijo que la reacción de la Fuerza Pública fue inmediata ante los hechos de violencia y aseguró que las autoridades mantendrán la presencia el tiempo que sea necesario para evitar nuevos incidentes.