Foto. Vilma Peña. Viajaron a la India las tres ngöbes costarricenses: Martina Caballero, Lucía Montezuma y Ovidia Caballero, estudiaron en el Barefoot College en Tilonia, en 2017 y obtuvieron el título de ingenieras solares.  

El proyecto el que trabajan las tres ingenieras solares desde 2017, consta de 300 paneles solares distribuidos en varios poblados del territorio, de los cuales 60 ya fueron instalados, 106 están en ese proceso y 60 más serán entregados en los próximos días, precisó a Informa-Tico, la docente de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) Vilma Peña, una de las coordinadoras del apoyo institucional.

El 27 de febrero, con la participación de varias instituciones públicas, 106 paneles solares fueron transportados en helicóptero a Conte Burica, una zona de difícil acceso terrestre y en los próximos días se hará entrega de otros 60 paneles en Alto Carona, Campo Verde, Las Palmas, Alto Guaymí y Caña Blanca.

La inversión total supera los 90 millones de colones, dos terceras partes son financiados por la UNED y el Consejo Nacional de Rectores (CONARE), el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) aportó la otra tercera parte equivalente al costo de los 106 paneles entregados la semana anterior.

-- Las Ingenieras solares ngöbes –

La luz llega como energía solar que se transforma en electricidad para múltiples aplicaciones y también, la luz es recibida por las comunidades como estas tres mujeres que brillan, inspiran y lideran, dijo la académica Vilma Peña.

La UNED gestionó el viaje a la India de las tres ngöbes costarricenses: Martina Caballero, Lucía Montezuma y Ovidia Caballero, quienes viajaron en 2017 a Barefoot College en Tilonia, India, para realizar un proceso formativo que, al concluir les otorgó el título que las certifica como ingenieras solares.

Lucía Montezuma es la ingeniera coordinadora del proyecto, lidera y asesora la instalación de los paneles en las diferentes comunidades junto con Martina y Ovidia. Las tres ingenieras capacitan a otras mujeres para el futuro mantenimiento de las unidades solares.

Montezuna, dijo estar muy contenta con la entrega de los equipos para la instalación y entrada en funcionamiento de las unidades de generación eléctrica que poco a poco van a ir incidiendo en la calidad de vida de la población y en oportunidades de educación para las nuevas generaciones.

Explicó también que en el proyecto está involucrada toda la comunidad, que las ha apoyado y se han sumado otras mujeres y hombres.

El Barefoot College, es la Universidad de los Pies Descalzos, conocida así mundialmente porque es la población a la que se dirigen y en especial a las mujeres por su capacidad de dar, de servicio y de pensar siempre en colectivo, según su propia definición.

Además, es un Centro de Investigación y Trabajo Social y una escuela universitaria ubicada en la India, es una organización voluntaria que trabaja en la educación, el desarrollo de habilidades, salud, agua potable, empoderamiento de la mujer y electrificación a través de energía solar para la elevación de la población rural, fue fundada en 1972.

-- Por una mejor calidad de vida --

El proyecto de generación eléctrica a partir de la energía solar en Conte Burica requirió la articulación de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) que lideró el proceso desde 2017, la Presidencia de la República, el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), el Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR), organizaciones sociales y comunales.

El rector de la UNED, Rodrigo Arias Camacho, destacó que este proyecto es una muestra “del valor de nuestro quehacer como una universidad que a través de la acción social, administra de manera efectiva los recursos públicos para coadyuvar a la mejora de las condiciones de vida de las diferentes poblaciones del país, en este caso, de nuestros hermanos y hermanas indígenas”.

Agregó el compromiso de la UNED con este territorio indígena para atender las necesidades en educación superior de los pueblos originarios, y en procesos formativos que impulsen el desarrollo social y económico.

La generación eléctrica de los paneles solares beneficiará a las familias y a los niños, niñas y adolescentes estudiantes a cumplir con las obligaciones escolares, dijo el presidente de la Asociación de Desarrollo Conte Burica, Roberto Guerra Tugri.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social y presidente ejecutivo del IMAS, Juan Luis Bermúdez Madriz, que estuvo presente en la entrega de los más de cien paneles solares que donó la institución en Conte Burica, destacó el valor de desarrollar infraestructura sostenible en los territorios indígenas.

“La exclusión histórica de nuestros pueblos autóctonos se reduce cuando sus necesidades orientan las acciones del Estado. La instalación de los paneles es muestra de que la mejora en la calidad de vida puede entrelazar la construcción de oportunidades, la articulación con pertinencia cultural y la sostenibilidad ambiental”, señaló.