"El eco del dolor de mucha gente”, una coproducción guatemalteca-inglesa, de la realizadora Ana  Lucía Cuevas, se presenta por última vez en el espacio Martes al Borde, hoy a las 7:30 pm, Cine Variedades. Entrada 1000 colones

El film “El eco del dolor de mucha gente”,  logra una exhaustiva documentación de los horrores de la represión por parte de las fuerzas de seguridad contra la población civil, principalmente indígena, durante 30 años de dictadura militar en Guatemala.

El documental expone hallazgos  macabros como el Diario Militar y un archivo de inteligencia  militar descubierto en 2008, que contiene miles de documentos donde se detallan masacres, detenciones ilegales, torturas, asesinatos, operativos de tierra arrasada contra poblaciones indígenas,  entre otros horrores.

La directora del documental Ana Lucía Cueva viajó a Costa Rica para el estreno de su dramático film, (95 minutos,2011) en el inicio de la gira internacional que incluye a Washington y Londres entre las próximas ciudades donde será presentado con apoyo de organismos de derechos humanos.

El estreno en Guatemala  fue en diciembre  y se realizó en varias ciudades y poblados duramente castigados por la represión y esta semana se presentará en Washington con el aval de Amnistía Internacional, la Universidad de George Washington y organizaciones de solidaridad con Guatemala. En Costa Rica

“El eco del dolor de mucha gente” tuvo el apoyo de Cinergía, la Asociación de Documentalista de Costa Rica –Dokus- que presenta la película en su Programa Martes al Borde, la Embajada de Guatemala y el Instituto Interamericano de Derechos Humanos.

El film es una alerta

La cineasta Ana Lucía Cueva,  aseguró en Costa Rica que su documental también es una alerta sobre lo que está ocurriendo en Guatemala, donde el general Otto Pérez, presidente de aquel país, está desplegando de nuevo todo el aparato represivo y de la inteligencia militar.

Las noticias sobre detenciones de dirigentes comunitarios y la represión contra los indígenas en el poblado de Santa Cruz Barillas ocurridas durante el último fin de semana, son una prueba de lo que Cueva advirtió durante el estreno de su documental en el Cine Variedades, el martes 1° de Mayo, ante una sala llena.

En Santa Cruz Barillas, agentes de la seguridad privada de la empresa hidroeléctrica española Hidro Santa Cruz, asesinaron a balazos a un indígena el sábado pasado porque se negó a vender su propiedad, según los comunicados de organizaciones humanitarias y noticias internacionales que consignan el hecho.

El asesinato generó la protesta callejera de la población indignada que pedía la intervención del gobierno guatemalteco que llegó pero para reprimir a las víctimas.

El presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, un general retirado del ejército que prometió gobernar con mano dura, respondió con la declaratoria de estado de sitio y suspendió todas las garantías constitucionales en el poblado de Santa Cruz Barillas y advirtió a la población de que “su gobierno no permitirá provocaciones de ningún tipo”.

La cineasta Ana Lucía Cueva logra documentar una cruda denuncia de las graves violaciones de los derechos humanos en su país, a partir de su historia personal, la búsqueda del hermano  y la cuñada desaparecidos, la llevan por un camino donde va recabando documentos, exhumaciones, testimonios y otras pruebas de los horrores cometidos por el gobierno y las fuerzas armadas de su país, durante 30 años de dictaduras militares.