Los océanos constituyen la principal fuente de vida del planeta. (Foto: ODI UCR)

Los océanos constituyen la principal fuente de vida del planeta. En ellos habita una gran diversidad de ecosistemas que albergan a miles de especies animales y vegetales, esenciales para el equilibrio ecológico y para el sustento de la humanidad.

En Costa Rica, uno de nuestros tesoros marinos es el Parque Nacional Isla del Coco, Sitio Patrimonio de la Humanidad. Por esto, la Universidad de Costa Rica (UCR) ha querido celebrar esta fecha con el anuncio de nuevos avances en el conocimiento científico de la Isla, que contribuirán a un mejor manejo de esta área protegida.

Se trata de la publicación de 25 nuevos estudios que realiza la Revista de Biología Tropical, junto con el Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (CIMAR), ambos de la UCR.

Esta edición especial es el resultado del Simposio Internacional sobre la Isla del Coco, que organizó de la UCR, en el 2018, para celebrar el 40o aniversario de la creación del Parque Nacional Isla del Coco, con la participación de investigadores de distintos países.

Incluye numerosos trabajos sobre los ambientes terrestres de la Isla. Por ejemplo, se reporta la presencia de 34 especies de hongos, de 40 especies de líquenes y un catálogo actualizado de plantas, tanto nativas como introducidas.

Además, hay dos trabajos que analizan la regeneración y el crecimiento del bosque, información muy útil para el manejo forestal de la Isla, así como un inventario de moscas y 29 especies de arácnidos, dos de las cuales son nuevas para la ciencia.

A lo anterior se suma una investigación sobre el hábitat y el comportamiento del cuclillo de la Isla del Coco, un ave endémica de la que se tenía muy poca información.

En cuanto a los hallazgos en la parte marina, presenta un trabajo novedoso sobre aeroplancton, unos animales munúsculos que flotan a la deriva en el aire y se movilizan de un lugar a otro gracias a las corrientes del viento.

También contiene el primer informe de bacterias, entre estas especies de dinoflagelados marinos luminiscentes, sobre el impacto de El Niño en los arrecifes de coral y sobre peces y tiburones.

De acuerdo con Ana Beatriz Naranjo Elizondo y Jorge Cortés Núñez, biólogos marinos y editores científicos de la publicación, el país sigue enfrentando enormes retos para proteger el patrimonio natural de la Isla del Coco.

Ambos coincidieron en que la pesca ilegal continúa siendo una de las principales amenazas y que se ha avanzado poco en la zonificación de áreas para lograr la recuperación y protección de las especies marinas.

(* patricia.blancopicado@ucr.ac.cr)