El presidente Alvarado, la ministra Aguilar y otros altos funcionarios durante la sanción de la ley.

La normativa, que fue aprobada en segundo debate por la Asamblea Legislativa el pasado jueves, establece una moratoria de tres meses (julio, agosto y septiembre) para la aplicación de sanciones como cobro de intereses o multas en relación con el IVA.

En la moratoria no están incluidos los grandes contribuyentes nacionales y empresas territoriales que recientemente fueron favorecidos por una amnistía tributaria, así como en aquellos casos en que se compruebe un intento de fraude fiscal.

En el acto, el Presidente Alvarado señaló que "con la entrada en vigencia del IVA estamos dando un paso trascendental en el saneamiento de nuestras finanzas públicas y en la modernización de nuestro sistema tributario".

Dijo además que todo gran cambio requiere un proceso de adaptación y que, comprendiendo esta realidad, el gobierno esta iniciativa, planteada por el diputado Pablo Heriberto Abarca, del Partido Unidad Socialcristiana.

Por su parte, la ministra Aguilar aclaró que esta ley no exime a los contribuyentes de realizar la declaración, la liquidación y el pago del IVA, pues su objetivo es básicamente ayudar al proceso de adaptación, reduciendo las presiones.

El impuesto al valor agregado (13%) entró en vigencia el pasado 1 de julio, en sustitución del impuesto de ventas, con la principal novedad de que obliga a pagar el tributo al sector de servicios, que se hallaba exento.