CONARE resaltó la necesidad de que, durante las negociaciones se respeten los artículos 78, 84 y 85 de la Constitución Política, sobre el financiamiento y la autonomía universitaria, así como el compromiso del Gobierno, “de establecer una estrategia de recuperación de los recursos postergados en el FEES 2020-2021” recordaron los Rectores.

Los participantes en la Comisión de Enlace reconocieron el clima de respeto y la comprensión de la situación de crisis sanitaria y económica que enfrenta el país al tiempo que expresaron “su reconocimiento a la importancia de la educación superior para un desarrollo nacional con mayor equidad y justicia social”.

Mediante un comunicado, CONARE destacó Los objetivos que se adoptaron en la sesión para la nueva ronda de negociaciones, que son los sigueintes:

- Reafirmar el diálogo y la transparencia del proceso entre las Universidades Públicas y el Gobierno de la República.

- Revisar los acuerdos pendientes y los avances de la negociación vigente 2021.

- Reconocer y destacar los aportes científicos, educativos y sociales de las universidades públicas a la atención de la pandemia provocada por el COVID-19, que incluyen también las postergaciones y rebajos presupuestarios, así como donaciones, realizadas en el 2020 y 2021 al país por las universidades estatales.

Iniciar la negociación del presupuesto del Fondo de la Educación Superior Universitaria Estatal (FEES) 2022.

 

Para la negociación del FEES 2022, se compartieron como bases del proceso los siguientes principios:

- El respeto a la Constitución Política, en sus artículos 78, 84 y 85

- El respeto al compromiso de establecer una estrategia de recuperación de los recursos postergados en el FEES 2020-2021

- La consideración de la inflación interanual a mayo 2021 de un 1.34%

- Las universidades públicas enfatizaron en la importancia de contar con un presupuesto 2022 que permita la continuidad educativa y los recursos para fortalecer los siguientes ámbitos:

La necesidad de atención de becas estudiantiles en crecimiento.

La importancia de asegurar la conectividad y equipo de cómputo, software educativo, que garanticen el acceso a la modalidad virtual y la modalidad mixta (virtual/presencial) para los estudiantes universitarios en condiciones de vulnerabilidad.

La urgente necesidad que enfrentar el aumento de los gastos asociados al retorno gradual a la presencialidad en las diferentes universidades.