Mediante una misiva estaba dirigida a los líderes republicano y demócrata del senado, Mitch McConell y Chuck Schumer, los alcaldes les exigen que convoquen una sesión extraordinaria para aprobar los proyectos de ley que ya pasaron por la cámara baja, que permitirían verificar los antecedentes de todos los compradores de armas y regular las ventas entre particulares y en ferias.

Memorial dedicado a las víctimas del tiroteo del fin de semana reportado en Dayton. Ohio. Foto Ap

"En 2019 ya ha habido más de 250 tiroteos masivos", explicaron los 214 miembros de la Conferencia de alcaldes de Estados Unidos, entre los cuales están Dee Margo, el alcalde de El Paso, y Nan Whaley, de Dayton, las dos ciudades en las que los tiroteos del pasado fin de semana dejaron 31 muertos.

El presidente de la conferencia, Bryan Barnett, dijo que sus miembros están "en primera línea" ante una epidemia que no puede esperar una solución del gobierno federal, y añadió que este no es un problemas de partidos políticos sino un grave problema social con consecuencias terribles sobre la población.

La carta hace referencia a dos proyectos de ley de comprobación de antecedentes aprobados por la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, en febrero y bloqueados por McConnell en el Senado, en manos de los republicanos, partido cercano al grupo de presión armamentístico NRA, que se oponen a cualquier ley que impida a los ciudadanos obtener un arma.

Los alcaldes explicaron que si las leyes hubieran sido aprobadas anteriormente se podrían haber evitado grandes masacres.

El miércoles, el presidente Trump dijo que apoyaba la legislación propuesta en el senado para bloquear la venta de armas a personas con enfermedades mentales.

Pero también dijo que no creía que hubiera apoyo político suficiente para aprobar una legislación más estricta como la que ya pasó por la Cámara de Representantes, o como las prohibiciones de rifles de asalto altamente letales utilizados en muchos tiroteos masivos.