Costa Rica, que ocupa la presidencia del Foro de Vulnerabilidad Climática, desarrolló en el marco de la cita mundial, un foro paralelo en conjunto con Islas Malvinas, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Organización Internacional para las Migraciones y el Centro de Cambio Climático de la Comunidad del Naciones del Caribe (CARICOM).

Este encuentro concentró las propuestas sobre los retos del desarrollo sustentable y el proyecto de una vocería común de los países más vulnerables al cambio climático, que contribuya a crear consensos de cara al nuevo régimen climático posterior a 2015 que saldrá de la Conferencia Mundial el próximo año.

Costa Rica también destacó la urgencia de impulsar acciones para promover un uso equilibrado de los recursos de los ecosistemas marino-terrestres y una gestión institucional que garantice la creación de sociedades pacíficas y seguras capaces de garantizarlos derechos humanos de los ciudadanos; y enfatizó en que estos son factores indivisibles en una propuesta para alcanzar el desarrollo sostenible.

La delegación costarricense participó en la mesa de discusión sobre los alcances de la Iniciativa Nansen y el reto cada vez más importante que representa para nuestros países la migración involuntaria por causas de los desastres naturales, en la que analizaron los alcances de la consulta regional sobre ese tema, que tuvo lugar en San José, en diciembre de 2013.

Además, Costa Rica presidió la mesa de discusión auspiciada por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) enfocada en los posibles partenariados en materia de migración que deben impulsarse en los Pequeños Estados Insulares, en la que participaron el Ministerio de Innovación y Empleo de Nueva Zelanda, la Comisión Económica y Social de Asia Pacífico y la Oficina del Primer Ministro de las Islas Cook.