Tanto Salas como el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) Alexandre Solís, advirtieron que el país se encuentra en un escenario de alto riesgo que reflejan las dolorosas cifras de este martes, que reportan 21 personas fallecidas en un solo día, para un total de 531 víctimas mortales por COVID-19.

Salas indicó que la suma de pacientes hospitalizados y en cuidados intensivos sigue aumentando, hay 500 personas en hospitales, de ellas 236 en unidades de cuidados intensivos, una situación que, lamentó, porque después esta situación se refleja en el número de personas fallecidas por causas asociadas al SARS-Co-V2.

La Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) ha multiplicado la capacidad de unidades de atención de pacientes con coronavirus pero estos números indican que el 65% de las unidades hospitalarias para COVID-19 están ocupadas, lo que hace prever que la saturación de estos servicios está cerca de ocurrir puntualizó.

Ambos funcionarios destacaron que el 55% de los nuevos contagios tiene nexo confirmado con actividades sociales y familiares por lo que invitaron a la población en a redoblar los cuidados personales y comprometerse con su burbuja familiar.

El ministro de Salud explicó que comparando los 531 fallecidos por COVID-19 con el histórico de decesos del país, la COVID-19 es ahora la cuarta causa de mortalidad cuando hace solo dos meses era la octava.

Para Salas y Solís, la fase de reapertura controlada que inicia mañana, miércoles, obliga a ser más responsables porque va a depender de cada persona evitar el contagio y detener la propagación de la COVID-19, es un esfuerzo que demanda el país para no repetir cifras tan trágicas como la de hoy que registra 21 decesos en un solo día, en medio de la difícil situación que vive Costa Rica y el mundo.

Solís informó que la CNE está desarrollando nuevas estrategias locales para prevenir el contagio en las comunidades, participando con las municipalidades, instituciones y organizaciones locales en planes para la contención del COVID-19, el control del cumplimiento de los protocolos  en establecimientos y empresas y el monitoreo del impacto en la situación epidémica en cada lugar.

El ministro Salas insistió en que “estamos en una situación muy delicada para asumirla con poca seriedad” y apeló a la conciencia ciudadana ante lo que anunció como los difíciles meses que se avecinan. “Por eso estamos invitando a las personas a cuidarse”.  

CIFRAS COVID-19

El ministro Salas, informó, este martes, de 1.117 nuevos contagios para un total de 49.897 casos confirmados de COVID-19.  288 por nexo epidemiológico y 829 por laboratorio, y un total de 49.897 casos confirmados, de cero a 100 años.

23.523 mujeres y 26.374 hombres.

42.245 adultos, 3.194 adultos mayores y 4.341 menores de edad. De 117 no se tiene el dato.

19.285 personas se han recuperadas. 8.951 mujeres y 10.334 hombres.

16.250 adultos, 1.033 adultos mayores, 1.951 menores de edad. A 51 se les investiga el dato.

Hay 500 personas hospitalizadas, 236 en cuidados intensivos, de 23 a 91 años.

Este martes se reportan 21 fallecidos. 14 hombres y 7 mujeres, de 42 a 93 años.

En total se registran 531 decesos relacionados con COVID-19. 202 mujeres y 329 hombres, de 19 a 100 años. Por edad son 185 adultos y 346 adultos mayores. 

La tasa de letalidad es de 1.06, una baja letalidad pese al aumento de los casos.