Seguidores del expresidente Evo Morales bloquean una de las vías de acceso a la capital en protesta por la postergación de las elecciones

"A pesar de un contexto difícil por la pandemia de covid-19, que ha llevado a suspender o cancelar el envío de misiones de observación electoral, seguimos del lado de Bolivia, para ayudar a alcanzar sus objetivos, inclusive con una misión reforzada de expertos electorales", señaló Borrell en un comunicado.

De acuerdo con el diplomático español, la organización de elecciones "creíbles es de fundamental importancia para el pueblo boliviano, que está listo para reafirmar su compromiso con valores democráticos y restaurar la tan necesaria estabilidad".

Esa misión "redactará un informe analizando cómo fueron implementadas las elecciones de acuerdo con las leyes locales e internacionales, así como las mejores prácticas para elecciones democráticas, y proporcionará recomendaciones para mejorar futuras elecciones", informó la oficina de Borrell.

En medio de severas restricciones a concentraciones masivas por causa de la pandemia de covid-19, el domingo arrancó la campaña electoral en Bolivia.

Bolivia superó la barrera de los 120.000 contagios de covid-19, registrando además 5.398 decesos.

Luis Arce y el expresidente Carlos Mesa aparecen empatados en las intenciones de voto con el 23%, superando ambos a la presidenta Jeanine Áñez, quien detenta el 12% de la preferencia.

Las elecciones generales del 18 de octubre reemplazan a los comicios de octubre de 2019, que derivaron en protestas y condujeron a la renuncia del presidente Evo Morales tras casi 14 años en el poder.

Los comicios, fijados originalmente para el 3 de mayo, fueron postergados tres veces por la pandemia del coronavirus.