“Este es un primer paso importantísimo en esta ruta hacia el fortalecimiento de la hacienda pública, agradecemos el apoyo de los legisladores y las legisladoras, y esperamos que los otros proyectos que están a la espera de aprobación puedan tramitarse pronto en la Asamblea Legislativa, para ir solucionando los problemas fiscales que tanto aquejan al país”, manifestó el ministro.

La nueva ley aprobada el martes por los diputados introduce cambios significativos como la reducción del umbral de 50.000 dólares a 5.000 dólares para los casos de contrabando que son sancionados con cárcel (de 3 a 5 años).

Esto significa que de ahora en adelante cualquier contrabando de mercaderías por 5.000 dólares o más podrá ser sancionado penalmente, lo que constituye un arma importante para desalentar esta actividad que causa un severo daño a las finanzas públicas.

La normativa eleva de 5 a 15 años de cárcel la pena por contrabandear bienes que puedan afectar la vida humana, la salud animal y vegetal, el medio ambiente y la seguridad nacional.

También crea la figura del contrabando fraccionado, con la cual se sanciona a quienes pretendan introducir mercancías con valores menores a 5.000 dólares más de una vez en un plazo de 12 meses.

Las mismas sanciones serán aplicadas en los casos de defraudación aduanera en relación con los mismos montos.

Fallas instó a los diputados a acelerar la aprobación del proyecto de Ley Impuesto al Valor Agregado (IVA), “que nos permitiría contar con recursos extrapresupuestarios sumamente necesarios para hacer frente a la situación fiscal del país”.

Por su parte, el viceministro de Ingresos, Fernando Rodríguez, comentó que para poder cumplir con la aplicación de la nueva ley de contrabando, es importante que la Asamblea Legislativa apruebe 30 plazas adicionales para la Policía de Control Fiscal, que fueron incluidas en el proyecto de presupuesto 2016.