Los patrullajes se han iniciado el fin de semana anterior y continuarán durante el período del desove de estas dos especies protegidas en los ríos, lagunas y canales ubicados a lo largo del Refugio de Vida Silvestre de Barra del Colorado, situado en Colorado del cantón de Pococí.

El biólogo marino del Servicio de Guardacostas Mauricio Mora, explicó que las acciones buscan evitar la pesca ilegal del pez calva, que arriba masivamente en estos días para desovar en estos ecosistemas marino-costeros, procedente del mar Caribe.

Esta situación es aprovechada por pescadores para capturar a estos peces con trasmallos, actividad muy peligrosa para la sobrevivencia del pez calva, que además es ilegal porque se da utilizando artes de pesca ilegales y en una zona protegida en la que es prohibido pescar. Lo peor de esta actividad es que cortan el ciclo de reproducción del pez calva y afectan a otras especies, señaló el biólogo.

Mora explicó que entre el domingo y la madrugada de este lunes, retiraron nueve trasmallos y unos 90 peces, de estos 50 estaban vivos y fueron liberados de inmediato. El resto fue desechado.

Los patrullajes también son para proteger al pez Gaspar, pues algunos de los peces encontrados en los trasmallos eran de esta especie. Gaspar es un pez muy particular que habita en los ecosistema de Barra del Colorado, Caño Negro y Caño Blanco y al que las prácticas de pesca ilegal desarrolladas en esta época también diezman sus poblaciones.

El biólogo explicó que el operativo se extenderá hasta los primeros días de febrero del 2016 cuando finaliza la temporada de desove de estos peces.