Mientras la izquierda celebraba el triunfo en un sector de San Salvador, el candidato de la derecha, el alcalde capitalino Norman Quijano, advertía que "no vamos a permitir frudes al estilo chavista", rodeado también de seguidores cuyos ánimos se iban caldeando.

Quijano aseguró que ARENA tiene su propias mediciones y que los resultados oficiales no concuerdan con los suyos, que supuestamente hablan de un triunfo claro sobre el candidato de la izquierda, Salvador Sánchez Cerén.

Quijano dijo que "estamos en pie de guerra" y aseguró que la Fuerza Armada "está pendiente de este fraude que están fraguando"... "nos están robando el triunfo y vamos a pelear si es preciso con nuestra vida", afirmó.

"A partir de este momento estamos en pie de guerra. Nuestra Fuerza Armada está pendiente de este fraude que están fraguando. No pueden robar el triunfo (...) Estamos decididos a defender esta victoria, vamos a luchar si es preciso con nuestra vida", sentenció Quijano, quien en la campaña usó las violentas protestas en Venezuela para pedir a los electores no votar por la izquierda.

El presidente del Tribunal Electoral, Eugenio Chicas, pidió a los candidatos no proclamarse vencedores dada la estrechez de los números y anunció el inicio de un conteo manual a partir de este lunes.

El proceso, afirmó, podría durar unos tres días.

El candidato del FMLN, Salvador Sánchez, no se había referido a resultado, pero el coodinador general del FMLN, Medardo González, proclamó temprano la victoria.

"No vamos a permitir fraudes al estilo chavista o (Nicolás) Maduro como Venezuela. Aquí estamos en El Salvador. Tenemos nuestros propios recuentos que establecen con claridad que este proceso lo hemos ganado", dijo Quijano, alcalde capitalino de 67 años, desde una tarima frente a la sede de Arena, ante cientos de seguidores.