“Una reunión que congrega a 500 rectores del continente es una oportunidad para poner sobre la mesa asuntos cruciales del desarrollo académico de nuestros países”, dijo Jensen a Informa-Tico.com durante un receso de la plenaria que se realiza en el marco de la Cumbre de Panamá, que reúne a universidades públicas y privadas.

Jensen, quien preside la mesa sobre la “Movilidad Académica” en las Américas, dijo que las universidades latinoamericanas deben proponerse que las relaciones de cooperación sean complementarias y horizontales “que podamos mirarnos a la altura de los ojos”, incluyendo a las universidades de Estados Unidos y Canadá.

“No debemos facilitar de ninguna manera relaciones asimétricas ni verticales entre las universidades del continente, incluyendo en el continente, por supuesto, las universidades de Estados Unidos y Canadá” advirtió el Rector.

Para Jensen la cooperación tiene que darse “a la misma altura de los ojos, o sea, relaciones realmente horizontales, basadas en los beneficios mutuos que podamos obtener todos de esa cooperación internacional”.

Destacó que “lo que me interesa como rector de la Universidad de Costa Rica en el tema que presido sobre la movilidad académica, es poner sobre la mesa la dimensión de la cooperación académica internacional basada en la reciprocidad, la solidaridad, el reconocimiento y beneficio mutuo.

“La cooperación entre las universidades del continente tiene que darse con un sentido de complementariedad” enfatizó.

Jensen llamó la atención sobre “un contexto de muy avanzada globalización –sobre todo en términos económicos y financieros- que también se ha dado en la globalización de la educación superior y que tiene diferentes caras, una es la mercantilización de la educación”.

“Nosotros, agregó, las universidades públicas estamos colocados ante el reto de neutralizar los efectos negativos de esa globalización en tanto mercantilización transfronteriza, fortaleciendo proyectos nacionales contextualizados en las Américas”.

Que lo que llegue a predominar, puntualizó, no sea “la movilidad del capital académico, en términos monetarios sino la cooperación basada en la complementariedad, los beneficios mutuos y la reciprocidad, porque tenemos problemas científicos, sociales y académicos comunes, en las Américas”.

El aporte de la UCR en la Cumbre de las Américas

Jensen habló de otros problemas compartidos por los países latinoamericanos “uno de ellos, la desigualdad social, con lo que refiero al acceso a la educación superior”.

“La Universidad de Costa Rica tiene un importante programa de acceso a la educación superior que, tengo que decirlo aquí, se está volviendo paradigmático para toda América Latina, ha despertado mucho interés, el Programa de Más Equidad que presento en este foro y uno de los más importantes de mi gestión” dijo.

Sobre la democratización del acceso de los pueblos a la educación superior, Jensen recordó que hay otros programas de acción afirmativa en la región como los de Brasil “sin embargo, la UCR propone un abordaje diferente para el acceso”.

Hay otros problemas comunes “desigualdad, democratización de la educación superior, degradación ambiental y otros que debemos abordar de manera solidaria y complementaria”.

El Rector de la UCR mencionó que ya existen programas de movilidad académica como el Programa La Red de macro universidades públicas de América Latina, que tiene un financiamiento de un millón de dólares para propiciar pasantías de estudiantes, a nivel de grado y post grado, entre las universidades de la Red, de la que la UCR es miembro.

También destacó el programa surgido en la Cumbre Académica Unión Europea – Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) para promover la movilidad y el intercambio a través de encuentros académicos UE-Celac, que se inició en Barcelona con el primer encuentro universitario y continuará este año en Bruselas.