"Colocaremos a la población (sus necesidades, sus derechos, y co-responsabilidades) en el centro del proceso decisorio de los distintos regímenes y niveles de gestión de la institución, es decir, que las acciones que se tomen tendrán una manifiesta intención de mejorar los servicios de salud, humanizarlo y reencontrarlo con las y los ciudadanos", prometió la funcionaria.

Listas, expedientes y más

Sáenz remarcó que la nueva administración lleva como norte fortalecer las bases éticas del pacto social que dio origen a la CCSS, las cuales involucran principios de solidaridad, equidad, universalidad, transparencia y participación social, entre otros.

En concreto se refirió a dos tareas que son urgentes para empezar a plasmar esos principios en logros concretos: la reducción de las listas de espera y la implementación generalizada del expediente digital.

Estos "serán pasos prioritarios para caminar hacia esa nueva gestión de la calidad y el impacto en salud", aseguró la presidenta ejecutiva.

Dijo también que será "incansable" en buscar la universalización real del sistema de salud, dando prioridad a sectores muy vulnerables que "todavía hoy encuentran barreras de acceso a los servicios de salud", particularmente las personas adultas mayores en condición de pobreza.

La doctora Sáenz dijo que busca impulsar la participación de los profesionales de la salud y la vigilancia ciudadana en los diferentes procesos: adquisiciones, contratación de personal, obras de infraestructura y el ejercicio profesional, entre otros aspectos.

Finanzas/IVM

Como medidas para sanear las finanzas de la instituciones y evitar futuras crisis, "renovaremos los paradigmas de inspección y cobro a partir del aprovechamiento racional de la innovación tecnológica, y retomaremos la coordinación con otras plataformas e instituciones del estado para reducir la evasión y elusión de las responsabilidades contributivas en los aportes del Estado, los patrones, las y los trabajadores", anunció Sáenz.

Además, señaló, se hará un diagnóstico a fondo de la situación del régimen de invalidez, vejez y muerte y se pondrá a la sociedad costarricense en conocimiento de su situación real, para "reducir la incertidumbre" en este delicado tema.

A partir de ese estudio, "presentaremos al país una propuesta de medidas necesarias para el fortalecimiento de sostenibilidad financiera y administrativa del régimen de invalidez, vejez y muerte, con el fin de ser analizadas a la luz de un diálogo multisectorial pero perentorio para la toma de decisiones.

La funcionaria señaló que es necesario fortalecer "el instrumental financiero y tecnológico" del régimen para una eficiente colocación de las inversiones del IVM, pero que provea el control y transparencia necesarios para recuperar la confianza de los distintos sectores institucionales y poblacionales del país.