Giselle Cruz, nueva ministra de Educación.

La nueva ministra es máster en administración y evaluación educativa y cuenta con una experiencia de 30 años, durante los cuales ha ocupado diferentes cargos de responsabilidad en el ministerio de Educación.

Las primeras palabras de la nueva jerarca fueron para los profesores: “como educadora manifiesto total confianza en el cuerpo docente. Sé que en horas decisivas para el país es capaz de responder con los más altos valores de la educación costarricense y que, como ha sido siempre, seguirá conduciendo desde las aulas a la niñez y a la juventud, con responsabilidad y sabiduría”.

Cruz definió tres prioridades para su gestión: mejorar las condiciones laborales de los educadores, avanzar en la digitalización del sistema educativo y atender las necesidades de infraestructura.

Aseguro que, para lograr tales objetivos, promoverá el diálogo permanente con todos los actores involucrados en el sistema educativo: los maestros, los estudiantes y los padres de familia.

 

Condiciones de trabajo, tecnología, infraestructura

 

Cruz dijo que trabajará mano a mano con los educadores para mejorar las condiciones en que prestan sus servicios. Potenciar su experiencia profesional y ampliar su capacitación, serán tareas de primer orden, planteó.

Asimismo, se comprometió a continuar con el desarrollo de la plataforma digital del MEP, a efecto de que cada estudiante y docente tenga un expediente único. “Eso dotará al MEP de datos más precisos sobre matrícula, exclusión escolar  recursos humanos”, puntualizó.

Finalmente, se comprometió a mejorar los procesos de construcción de infraestructura, procurando que sean más ágiles y eficientes. En tal sentido fortalecerá la Dirección de Infraestructura y Equipamiento Educativo (DIEE) para que responda a las necesidades del país. 

 

Sólida formación y trayectoria en el MEP

 

Cruz (57 años) tiene una Maestría en Administración Educativa y otra en Evaluación Educativa, así como un bachillerato en Educación de primero y segundo ciclo de la Universidad de Costa Rica.

Cuenta con una amplia experiencia en labores académicas desde distintos puestos del MEP. Fue asesora nacional de Evaluación, jefa del departamento de Evaluación Educativa; directora y subdirectora de Desarrollo Curricular y dos veces secretaria del Consejo Superior de Educación. Trabajó como asesora de los exministros Leonardo Garnier y Sonia Marta Mora. En la actual administración fungía como viceministra académica.

Se ha desempeñado también como docente de educación primaria en la Escuela de Orientación y Psicopedagogía de la Universidad de Costa Rica; en la División de Educación Rural de la Universidad Nacional y en la Escuela de Ciencias de la Educación de la Universidad Estatal a Distancia (UNED).