AyA alerta a la población para que no consuma agua contaminada y envía camiones cisterna a la zona.

El Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA) alertó a la población sobre la emergencia provocada por la contaminación del agua y de forma inmediata envió camiones cisterna para atender las necesidades de la población.

El daño causado por el derrame de combustible afecta a la planta potabilizadora del AyA, un tramo del cauce del río Siquirres alrededor de la toma de agua para el acueducto y las tuberías de distribución. Estas afectaciones están siendo atendidas por funcionarios de AyA y de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) institución que se sumó a los protocolos de limpieza en la  planta potabilizadora, tanques, tuberías y en el río Siquirres.  

Mientras tanto, varios camiones cisternas abastecen de agua a la población, empresas e instituciones, que se encuentran bajo protocolos de seguridad para que no se ingiera el agua contaminada en la zona afectada hasta que se dé el aviso oficial.

El AyA y Recope determinaron que la contaminación se debe derrames ocasionados por el robo de combustible en la tubería a la altura de Moravia de Siquirres, una situación que inició desde el miércoles anterior, pero que no fue reportada de manera oportuna al AyA, ni a Recope ni a los comités de emergencia locales, lamentaron las autoridades.

Las lluvias arrastraron el combustible hasta la margen del Río Siquirres, lo que causó la contaminación del área de la toma del agua que abastece a Siquirres, Indianas y Pacuarito.

“Nuestros funcionarios se encuentran desde horas de la madrugada, de este martes, realizando todos los protocolos de limpieza y desinfección en la planta potabilizadora y en todas las tuberías e hidrantes, de manera que podamos extraer toda el agua y cumplir con todas las acciones para garantizar la salud de la población”, explicó la subgerente de Sistemas Periféricos del AyA, Natalie Montiel Ulloa.

Recope por su parte, realiza las labores de limpieza en el río Siquirres, de manera que AyA pueda tener condiciones seguras para potabilizar la planta. Una vez que finalice la limpieza, AyA permitirá ingresar el agua a las tuberías para drenar la planta hasta que no se detecte olor ni sabor en el agua. Posteriormente, la institución informará a la población en el momento en que el agua vuelva a ser de calidad potable.

Por el momento se recomienda a los usuarios NO INGERIR el agua que se encuentra en las tuberías de sus hogares y se les solicita abrir las llaves por 15 minutos o más cuando se les indique, para lograr la limpieza de los tubos dentro de las propiedades. Se indica que el agua sí puede utilizarse para otros fines como aseo del hogar.

Montiel Ulloa señaló que “estaremos informando por nuestros medios oficiales el momento en que el servicio de abastecimiento de agua potable vuelva a la normalidad y así puedan ingerir el agua con toda tranquilidad y seguridad.