Desde el estallido de la pandemia, solo se detectaron casos aislados de bebés infectados con el nuevo coronavirus.

Los investigadores analizaron los casos de 31 mujeres hospitalizadas debido al SARS-CoV-2 y detectaron la presencia del virus en una placenta, en el cordón umbilical de varias mujeres, la vagina de una mujer y la leche materna.

Identificaron igualmente los anticuerpos específicos de la covid-19 en los cordones umbilicales de varias mujeres, así como en muestras de leche.

Claudio Fenizia, de la Universidad de Milán y autor principal del estudio, declaró que los resultados "sugieren en gran medida" que la transmisión en el útero es posible, aunque es "demasiado temprano para evaluar el riesgo y las consecuencias potenciales".

Ninguno de los bebés nacidos durante el periodo de estudio dio positivo a la covid-19, indicó el investigador.

Todas las mujeres participantes se hallaban en el tercer trimestre del embarazo, según Fenizia, quien llamó a la comunidad científica a considerar este asunto como "urgente" y a profundizar su investigación.

pg/BC/app/mb