El Gobierno mexicano anunció este jueves la clausura de 32 minas de carbón en el estado norteño de Coahuila, luego de que en los yacimientos se detectaron insuficientes medidas de seguridad que provocaron, en menos de un mes, la muerte de 13 muertes trabajadores en la zona.

Ante el riesgo que representa para los mineros la falta de medidas de seguridad, las secretarías del Trabajo y de Economía de México informaron este jueves el cierre de 32 minas ubicadas ubicadas al norte del país. La clausura será provisional en 18 yacimientos y definitivo en los otros 14.

La información fue dada a conocer por el secretario de Economía, Bruno Ferrari, quien en declaraciones a la prensa detalló que los centros de trabajo están en suspensión temporal y de persistir sus anomalías podrían ser clausuradas.

“El objetivo no es que se deje de extraer carbón sino que se haga de forma segura. Coahuila debe seguir siendo una región de vocación carbonífera, pero en condiciones dignas y seguras”, sostuvo el titular.

La ministra de Trabajo, Rosalinda Vélez, señaló (en la misma rueda de prensa) que a partir de este jueves "se suspenderán las actividades mineras en los lotes donde se ubican 32 centros de trabajo en Coahuila, por haber violado las normas de seguridad laboral".

Ambas autoridades coincidieron en que ningún trabajador deberá perder su empleo ni sus ingresos, pues su relación de trabajo no será interrumpida por estas medidas.

A su vez, Ferrari indicó que “se requieren sanciones ejemplares y obrar con fuerza y firmeza” para contribuir con la seguridad de los trabajadores de yacimientos.

“Estamos hablando de vidas humanas, y quienes no les dan las condiciones laborales sanas están cometiendo crímenes y la ley no puede ser un refugio para que se escondan estas personas", agregó el ministro.

La medida del cierre de yacimientos se concreta luego de que en el último mes en el estado de Coahuila se hayan registrados frecuentes accidentes mineros en los que al menos 13 trabajadores perdieron la vida.

Pese a que los titulares no lo precisaron, medios locales reseñan que la medida de clausura tiene carácter definitivo en 14 minas y es provisional en otras 18.

Según las autoridades, desde marzo de 2009 ha habido más de mil inspecciones en minas de carbón mexicanas, de las cuales 282 se hicieron este año.

Pese a estas gestiones, este año, el pasado 25 de julio, siete mineros perdieron la vida en el municipio de Múzquiz, en Coahuila, como consecuencia de una bolsa de gas acumulado que causó una explosión fatal mientras se realizaban labores de extracción.

Posteriormente, el 3 de este mes, seis más murieron en el municipio de San Juan Sabinas, también en Coahuila, en una mina que era explotada por la unidad Mimosa de la empresa Minera del Norte, del grupo Altos Hornos de México (Ahmsa).