Berlín. Las estadísticas del gobierno federal mostraban que la coalición conservadora liberal de Merkel aprobó la exportación de armas al Golfo por un total de 817 millones de dólares en la primera mitad de 2013. El año pasado, Alemania exportó 1420 millones de dólares a la zona, más del doble que en 2011.

Las últimas estadísticas disponibles, que cubren las exportaciones de los seis meses antes de fines de junio, sugieren que el aumento del año pasado en la venta de armas está por ser eclipsado este año. Qatar –un Estado criticado por sus abusos en derechos humanos, pero que posee un 17 por ciento en intereses en el gigante automotriz alemán Volkswagen– está destinado a recibir la mayor parte de embarques, por un valor de más de 635 millones de dólares.

“Angela Merkel no muestra ninguna restricción con respecto a la exportación de armas”, se quejó Jan van Aden, un miembro del Parlamento del Partido de Izquierda que hace campaña contra la venta de armas. “Se comporta como si la Primavera Arabe no hubiera existido. Se está convirtiendo en la novia favorita de los árabes”, añadió. En su más reciente informe anual, Amnesty International incluye casos de tortura en Qatar y critica a su autoritario gobierno por mostrar una indiferencia por los derechos de las mujeres y la libertad de expresión. Igual a su vecino Arabia Saudita, Qatar envió tanques y soldados para aplastar protestas en Bahrein en la primavera de 2011. De acuerdo con las últimas cifras del gobierno, Alemania está lista para entregar 62 tanques de batalla Leopard 2 y 24 pistolas autopropulsadas a Qatar, en un trato que de acuerdo con la estimación del fabricante de armas, Krauss-Maffei Wegmann, tienen un valor de 1900 millones de dólares.

Alemania abastece de equipos militares a otros Estados del Golfo, incluyendo Arabia Saudita, Bahrein, Kuwait, Omán y los Emiratos Arabes Unidos. El año pasado, la mayor parte fue a Arabia Saudita, que recibió 1240 millones de equipos, incluyendo tanques de batalla Leopard 2 y autos para patrullaje blindados Boxer, que los críticos dicen que pueden ser usados para aplastar protestas antigubernamentales. Merkel, quien se enfrenta a las elecciones generales dentro de poco más de un mes, justificó su política de exportación de armas, argumentando que estabilizan una región potencialmente volátil y ayudan en la lucha contra el terrorismo.

The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12. Traducción: Celita Doyhambéhère.