El mensaje de Alvarado fue transmitido desde su despacho en la Casa Presidencial, durante la habitual conferencia de prensa para presentar la actualización epidemiológica por el COVID-19.

“El país debe cambiar la tendencia actual de la pandemia, si no lo hacemos, en algunas semanas, incluso en días, nuestras camas de cuidados intensivos estarán saturadas y no podremos dar abasto para tratar a las personas enfermas por COVID-19 que así lo requieran”, afirmó en su mensaje de este miércoles.

El Mandatario destacó la importancia “de la protección de la salud y del empleo” por eso “las aperturas programadas continuarán, pero advirtió, si no cambiamos la tendencia de la pandemia, el Gobierno se verá obligado a retomar los cierres, que afectarán el empleo y los ingresos de las familias”.

Anunció que se va reforzar el personal para la atención comunitaria de la emergencia y de las alertas tempranas, así como las campañas de comunicación y prevención y la capacidad de testeo del personal de salud.

Alvarado hizo énfasis en el “Modelo de Gestión compartida: Costa Rica trabaja y se cuida” en estos momentos, dijo, “debemos hacer mayor énfasis en “se cuida”. “Necesitamos como país, todas y todos, comprometernos a cambiar la tendencia de la pandemia y lo podemos hacer una persona a la vez”.

Para el presidente, las medidas implementadas en estos 6 meses de pandemia y la restricción vehicular dieron tiempo para lograr avances en educación, protocolos y medidas de prevención, así como el desarrollo de suero equino y la ampliación de la capacidad hospitalaria de camas de atención moderadas y de cuidados intensivos exclusivas para COVID-19 de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

Rcordó que hay un equipo trabajando para garantizar las primeras vacunas para la población, las cuales podrán estar disponibles en el primer semestre del año 2021, para lo cual enviará un primer presupuesto de recursos a la Asamblea Legislativa, y se vacunará primero a las personas más vulnerables al COVID-19 y el personal de salud y de primera línea.

Alvarado puntualizó que “más de la mitad de los casos reportados hasta julio, salieron de una actividad social o familiar”, por lo que recalcó que “todos tenemos una responsabilidad y todos tenemos que comprometernos, para cuidarse usted, cuidar a sus seres amados y cuidar los empleos”.

“Vivimos tiempos difíciles pero la solución está en nuestras manos. Costa Rica es capaz de hacer cosas grandes y hoy estamos llamados a hacerlo. Frente a esta calamidad, los llamo a cerrar filas por nuestro país, por nuestras familias, por nuestros empleos”.