El anuncio lo hizo el presidente de la Asamblea Legislativa, Rafael Ortiz Fábrega, acatando la resolución de la Sala Constitucional sobre el veto que impuso la expresidenta Laura Chinchilla al proyecto aprobado por el Plenario, con acuerdo de diputados de todas las fracciones políticas.

El veto de la expresidenta Chinchilla fue levantado por el presidente Luis Guillermo Solís al inicio de su gobierno. Esta acción generó varias acciones interpuestas contra el levantamiento del veto ante la Sala Constitucional, las que el tribunal falló en su resolución Nº2015-012251, 7-Ago-2015.

“En consecuencia y por tratarse de un vicio del procedimiento legislativo, se anula el Acuerdo Ejecutivo N DP-0316-2013 y la sanción a la Ley N° 9076 emitida por el Poder Ejecutivo el 12 de diciembre de 2012. Esto implica que la citada Ley queda anulada y que se retrotrae el procedimiento legislativo al 20 de mayo de 2013, cuando el Poder Ejecutivo emitió el Acuerdo Ejecutivo N° DP-0316-2013”.

El trámite se retrotrae al momento en que la Comisión de Jurídicos conocía el veto de 2012 pero aún no había resuelto. Por lo que, corresponde ahora que los diputados resuelvan sobre el testo original del veto.

El Presidente Legislativo anunció la convocatoria a los jefes de fracción para consolidar un acuerdo de entendimiento sobre el fondo del proyecto que permita avanzar.

Para Ortiz Fábrega la Asamblea Legislativa “debe pronunciarse sobre esta importante materia, tanto en ejercicio de sus potestades constitucionales como porque es de gran relevancia para que los trabajadores cuenten con un sistema de justicia laboral que proteja efectivamente sus derechos laborales en cumplimiento de las Garantías Sociales que por más de siete décadas han sido parte crucial de nuestro convenio social”.