“Creemos que el hecho de que las personas estuvieran conscientes de que el matrimonio era entre personas del mismo sexo amerita la denuncia, existen artículos del Código Penal que pudieron haber sido violentados”, afirmó Bolaños.

Manifestó que la denuncia fue interpuesta porque el Código Penal establece una pena de cárcel de dos a seis años a quienes contraigan matrimonio a sabiendas de que existe un impedimento que cause su nulidad absoluta.

El funcionario dijo que, paralelamente, acudirá a la Procuraduría General de la República para que solicite la anulación del matrimonio ante un juez de familia.

Además, aseguró que este mismo lunes se estará notificando a Elizondo una resolución que corrige el error en la base de datos del Registro Civil en que aparece como de sexo masculino.

La boda entre Laura Florez-Estrada y Jazmín Elizondo se realizó el pasado 25 de julio ante el notario Marco Castillo, quien protocolizó el acto y lo inscribió en el Registro Civil.

Florez-Estrada es una mujer de 28 años nacida en Perú, con nacionalidad española, que vive en Costa Rica desde los 6 años, mientras que Elizondo es una costarricense de nacimiento a quien, por un error de documentación, el Registro Civil la inscribió como hombre.

Florez-Estrada es hermana de José María Villalta, exdiputado y candidato del Frente Amplio en las elecciones de 2014.

El hecho de que Elizondo estuviera inscrita como hombre en el Registro Civil facilitó que su matrimonio se tramitara y ahora la denunciada afirma que dará la batalla legal para que no se le modifique su condición.

Por su parte, Marco Castillo es un abogado que preside el Movimiento Diversidad, que agrupa a lesbianas, gays, bisexuales y transexuales en Costa Rica.

Ambas mujeres manifestaron a medios de prensa que lucharán en el terreno legal para impedir que se anule su matrimonio y aseguraron que lo harán para sentar un precedente en relación con los derechos de las personas sexualmente diversas.